Instalaciones Eléctricas


Instalaciones Eléctricas

Durante su funcionamiento, toda instalación eléctrica puede presentar dos estados operativos: normal y anormal.

El estado es normal cuando el voltaje, corriente, aislación, temperatura, se encuentran dentro de los márgenes preestablecidos.

El estado es anormal cuando uno o más parámetros se encuentran sobre o bajo los valores preestablecidos.

Considerando la gravedad de las anormalidades existe la siguiente sub-clasificación.

Perturbación y Fallas

– Sobrecargas.

– Corto circuitos.

– Faltas de aislamiento.

Veamos en qué consiste cada una de estas anormalidades.

PERTURBACIÓN

Es una anormalidad que tiene un tiempo breve de duración. Son ejemplos de perturbación, las variaciones de voltaje,  las variaciones de frecuencia.

Por no constituir riesgo para la operación de la instalación ésta puede seguir en servicio.

ÁREA ELECTRICIDAD, ELECTRÓTELECOMUNICACIONES

FALLAS

Son ejemplos de fallas: la pérdida de aislación, sobrecarga permanente, corto circuito.

Debido a su gravedad constituye un riesgo para la integridad de las personas y/o de los equipos. Por esta razón, la instalación debe quedar fuera de servicio en el menor tiempo posible.

Según la naturaleza y gravedad de las fallas se clasifican en sobrecargas, corto circuitos y fallas de aislación.

SOBRECARGA

Es toda magnitud de voltaje o corriente que supera el valor considerado normal (valor nominal).

Las sobrecargas de corriente más comunes se originan en el exceso de consumos en la instalación eléctrica.

Debido a esta situación de sobre exigencia, se produce en calentamiento excesivo de las líneas eléctricas lo que puede terminar incendiando las aislaciones con el consiguiente riesgo de la propiedad involucrada.

CORTO CIRCUITO

Es la falla de mayor gravedad que puede darse para toda instalación eléctrica. Su origen está en la unión de dos conductores a distinto nivel de potencial eléctrico (fase y neutro).

El nivel de corriente se eleva a rangos tan excesivos que genera, en los puntos de falla, fusión del conductor eléctrico con el consiguiente riego de incendio del inmueble.

FALLA DE AISLACIÓN

El origen de esta falla está en el envejecimiento de las aislaciones, cortes mecánicos, mala ejecución de las reparaciones, etc.

Si alguno de los elementos de la instalación eléctrica (conductores, equipos del sistema) pierde su aislación, las carcasas metálicas de los equipos, (usualmente des energizadas), se electrifican, con el siguiente peligro para la vida de las personas, las que pueden sufrir un shock eléctrico por contacto indirecto.

ÁREA ELECTRICIDAD, ELECTRÓNITELECOMUNICACIONES

Elementos de protección en instalaciones eléctricas

En toda instalación eléctrica se debe considerar un sistema de protecciones destinado a entregar seguridad a las personas y a los equipos.

Una instalación eléctrica no es concebida para que presente fallas de operación, pero existen condiciones de tipo ambiental, de uso, sobrecargas, etc. que pueden generarlas.

Las protecciones están destinadas a minimizar los efectos de las fallas, de tal manera que al presentarse alguna, la instalación dañada pueda ser aislada para su posterior reparación.

El alterar, sobredimensionar o eliminar una protección eléctrica, constituye una acción que atenta contra la integridad de las personas y de las instalaciones.

Son elementos de protección:

Los fusibles.

Los disyuntores.

El protector diferencial.

El sistema tierra de protección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eléctricidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s